Celler-Can-Roca

Celler Can Roca: Explorando las maravillas culinarias de un restaurante con tres estrellas Michelin

En el mundo de la alta gastronomía, hay lugares que destacan por encima del resto, y el Celler Can Roca es, sin duda, uno de ellos. Este restaurante ubicado en Girona, España, ha conquistado el paladar de los comensales más exigentes y ha dejado una huella imborrable en la industria culinaria.

Con el reconocimiento de tres estrellas Michelin, un logro excepcional en el ámbito gastronómico, se ha convertido en un destino de peregrinación para los amantes de la buena comida en todo el mundo.

Historia y trayectoria del restaurante

En las raíces de los hermanos Roca, se entrelaza un linaje de cocineros que abarca tres generaciones, señalando que su destino estaba predestinado a ser extraordinario en el mundo de la gastronomía. Desde la apertura de su propio restaurante, estos talentosos hermanos han mantenido una incansable dedicación para mantenerlo fresco y siempre en la vanguardia culinaria.

Inicialmente, sus platos se centraban en la cocina tradicional, pero la inquietud por explorar nuevas fronteras les llevó a incorporar técnicas académicas, logrando una combinación exquisita y única. Con más de 30 años de trayectoria, el Celler Can Roca se ha convertido en un referente insuperable y figura entre los mejores restaurantes del mundo.

La historia culinaria de los hermanos Roca es un emotivo viaje que celebra la tradición familiar, la pasión por la cocina y la evolución constante que les ha permitido conquistar los paladares de comensales de todas partes del mundo. Su legado es una invitación a disfrutar de una experiencia gastronómica excepcional en el Celler Can Roca.

Orígenes y fundación del Celler Can Roca

El Celler Can Roca, uno de los restaurantes más prestigiosos y aclamados a nivel mundial, tiene sus humildes inicios en el año 1986, cuando los hermanos Joan y Josep Roca decidieron dar vida a su visión culinaria en la ciudad de Girona, España. Sin embargo, el camino hacia el éxito no fue fácil, ya que al principio se enfrentaron a la desalentadora ausencia de comensales en su establecimiento.

No obstante, el talento y la dedicación de los hermanos Roca pronto comenzaron a llamar la atención de los paladares más exigentes, y tan solo un año después de su apertura, el restaurante comenzó a llenarse por completo. Fue en ese momento que Joan y Josep supieron que estaban en el camino correcto y que habían alcanzado su primer objetivo: deleitar a sus clientes con una experiencia culinaria excepcional.

El siguiente paso en su viaje hacia la excelencia culinaria fue la adquisición del espacio actual del Celler Can Roca en el año 1993. Sin embargo, en ese momento, los hermanos Roca no tenían en mente la creación de un restaurante común. Su idea inicial era crear un salón de banquetes, lo que los llevó a dedicarse a esta labor durante 12 años.

Evolución y crecimiento del restaurante

Fue durante esos años de experiencia en la organización de banquetes que los hermanos Roca afinaron sus habilidades y perfeccionaron su enfoque culinario. Este período de tiempo crucial les proporcionó una sólida base en la gestión de eventos y el conocimiento de los gustos y preferencias de sus clientes, lo que más tarde se reflejaría en la excelencia de su restaurante.

Finalmente, en el momento adecuado, en el año 2005, Joan, Josep y su hermano Jordi, el talentoso pastelero, unieron fuerzas para hacer realidad su sueño compartido: un restaurante que fusionara la tradición y la innovación en cada uno de sus platos. Así nació el actual Celler Can Roca, un lugar que ha conquistado los corazones de los amantes de la alta gastronomía y que se ha convertido en un referente global de la culinaria contemporánea.

En 2013, tan solo 6 años después de su fundación tal y como lo conocemos, el Celler Can Roca recibió un reconocimiento excepcional al ser presentado por la revista Restaurant como el mejor restaurante del mundo. Este prestigioso título fue un testimonio del talento y la dedicación de los hermanos Roca, quienes habían logrado en poco tiempo posicionarse en la cúspide de la alta gastronomía internacional.

Reconocimientos y premios recibidos a lo largo del tiempo


El Celler Can Roca ha alcanzado un impresionante reconocimiento a lo largo de su historia. En 1995, obtuvieron su primera estrella Michelin, seguida de la segunda en 2002. En 2009, se posicionaron como el quinto mejor restaurante del mundo y lograron la codiciada tercera estrella Michelin.

La revista Restaurant también les otorgó varios reconocimientos, como el segundo mejor restaurante del mundo en 2011.

En 2014, Jordi Roca fue nombrado el mejor pastelero del mundo, y en 2016, Joan Roca recibió el premio Chef’s Choice Award. En 2017, Joan Roca fue galardonado como el mejor chef del mundo, y el Celler recibió el premio Art of Hospitality Award.

En 2018, Joan Roca nuevamente se llevó el premio al mejor chef del mundo. Estos logros destacan la excelencia y el talento que han llevado al Celler Can Roca a la cima de la alta gastronomía mundial.

Celler-Can-Roca:
Celler Can Roca

Los hermanos Roca: alma del Celler Can Roca

Con sus habilidades únicas y carismáticas, los hermanos Roca conforman el alma de este excepcional restaurante. En el Celler Can Roca, su trabajo conjunto es una sinfonía perfecta donde el margen para el error es casi inexistente. Estas tres personalidades distintas se unen con un mismo objetivo, creando una experiencia gastronómica verdaderamente excepcional

Joan Roca – El chef y su filosofía culinaria

Dentro del trío culinario de los hermanos Roca, Joan destaca como el verdadero maestro de los sabores. Su creatividad se manifiesta en cada plato, demostrando una habilidad excepcional para combinar ingredientes y técnicas culinarias de manera única. La pasión de Joan por la cocina es evidente en cada detalle, y su enfoque en la hospitalidad hace que los comensales se sientan bienvenidos y atendidos.

La filosofía culinaria de Joan Roca se basa en un profundo respeto por los ingredientes locales y una apreciación por la tradición culinaria, que combina con técnicas modernas y vanguardistas. Su objetivo es resaltar el sabor natural de cada ingrediente y crear platos que evocan emociones y recuerdos.

Como el chef principal del Celler Can Roca, Joan lidera un equipo de cocineros apasionados que trabajan en perfecta armonía para ofrecer una experiencia gastronómica excepcional. Su enfoque metódico y su búsqueda incansable de la excelencia han llevado al restaurante a alcanzar las tres estrellas Michelin y a obtener reconocimientos internacionales como uno de los mejores restaurantes del mundo.

Josep Roca – El sommelier y su contribución al restaurante

En el Celler Can Roca, Josep Roca ocupa el rol de maestro sommelier, y su presencia en la sala aporta un ambiente íntimo e inigualable. Su conocimiento y destreza en el arte del maridaje son ampliamente reconocidos, convirtiéndolo en un auténtico experto en la combinación perfecta entre vinos y platos. Su labor trasciende la selección de vinos, ya que también desempeña un papel crucial en la conceptualización y creación de los mejores platos posibles.

Su destreza en el arte de maridar resalta los sabores de cada plato, llevando a los comensales a un viaje sensorial que complementa y realza la experiencia culinaria. El enfoque apasionado y visionario de Josep Roca, sumado a su amplio conocimiento en el mundo de los vinos, lo convierten en un pilar fundamental para el éxito del Celler Can Roca. Su contribución en el restaurante es invaluable, brindando una experiencia que va más allá de la simple degustación de platos, sino que se convierte en un viaje inolvidable a través de los sentidos.

Jordi Roca – El genio de la pastelería

De entre los tres hermanos Roca, Jordi se destaca como el genio de la pastelería. Si bien es el hermano menor, su enfoque en la cocina se caracteriza por una técnica fresca y llena de libertad.

Con una pasión por la innovación, Jordi se deleita en romper moldes, asumiendo riesgos y superando límites para sorprender a todos con sus creaciones finales en el menú. Su talento excepcional le ha valido el título de «postrero», en referencia a su habilidad para crear postres que trascienden lo convencional y se convierten en auténticas obras de arte culinarias. Jordi Roca ha llevado la pastelería a nuevas alturas, donde la creatividad y la destreza técnica se combinan para crear experiencias culinarias inolvidables. Su enfoque audaz y su pasión por la experimentación hacen que cada visita al Celler Can Roca sea una aventura dulce y sorprendente.

Experiencia culinaria

En este restaurante podrás vivir una experiencia única en donde podrás conectar con la tierra y su hábitat mientras te deleitas. Conectarás con cada uno de sus platos de una forma increíble mientras gozas de una narrativa fantástica juntando lo sólido, lo líquido y lo dulce.

Concepto gastronómico y estilo de cocina

El Celler Can Roca posee una cocina libre en donde se abrazan la sensorialidad y la emoción. Podrás disfrutar de una experiencia armónica y hospitalaria en donde tus sentidos se despertarán junto con tus emociones y tu memoria. En este restaurante se trabaja con pequeños productores que han crecido con ellos.

Menús degustación: una experiencia única

Desde el 2011 hasta la actualidad no poseen carta y únicamente existen dos menús: Degustación y Festival. Actualmente, el menú Degustación tiene un precio aproximado de 230 euros y podrán disfrutar de una amplia gama de delicias culinarias, incluido el postre.

Por si te interesa, el maridaje de vinos es opcional y tiene un costo de aproximadamente 85 euros. ¿Te gustaría ir a comer a este restaurante tan galardonado o quieres conocer más sobre los mejores del mundo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *